VOLVER

Seguridad biológica

Pionero en la utilización de la nanofiltración

Desde su constitución en 1994, LFB es un laboratorio innovador en el campo de la seguridad biológica.
En 1995, LFB se convirtió en el primer laboratorio que incorporó la nanofiltración a sus procedimientos de producción de medicamentos derivados de plasma. La nanofiltración es una técnica de filtración molecular basada en la selección en función del tamaño, que ha demostrado su eficacia en cuanto a la eliminación viral y la reducción del riesgo de transmisión de priones.

 

Pionero en el control de la seguridad del plasma antes del fraccionamiento

simismo, en 1996, LFB fue el primer laboratorio industrial que introdujo la reacción en cadena de la polimerasa (RCP) orientada a la detección de parvovirus B19 en el plasma para fraccionamiento. La RCP es una técnica de detección de ácidos nucleicos que permite identificar virus antes de que se generen los anticuerpos frente a los mismos. Desde entonces, LFB ha sometido a la prueba de la RCP todo el plasma para fraccionamiento con el fin de detectar, además del parvovirus B19, el VHC, el VHB, el VHA y el VIH.

 

La seguridad biológica en época de innovación

En el marco de las innovaciones tecnológicas adoptadas, como la plataforma rPRO o EMABling®, LFB emplea las técnicas más avanzadas para garantizar la seguridad biológica de sus medicamentos recombinantes.
En el sector emergente de las terapias avanzadas, la entrada en la era industrial de la medicina personalizada, con la plataforma de producción CELLforCURE, se complementa con el establecimiento de medidas estrictas y específicas al segmento de los biofármacos en aras de garantizar la seguridad biológica de los tratamientos inyectados a los pacientes horas o días después de su producción.

Descubrir también

Comprender la nanofiltración

0:17

Comprender la nanofiltración (en inglès)